arte contemporáneo Exposiciones

60 años de arte contemporáneo en Córdoba

Hace apenas unos días, Elena Vozmediano analizaba en El Cultural cuánto cuesta organizar una exposición de arte, a partir de ejemplos y casos concretos desarrollados en España, analizando y desglosando presupuestos. En la horquilla que maneja Elena Vozmediano, las cifras se sitúan entre los 15000 y los varios millones de euros. La exposición de la que voy a hablar, que hace un recorrido por 60 años de arte contemporáneo en Córdoba, ha contado con un presupuesto, según ABC, de 60000 euros, aportados por el Ayuntamiento (44000 euros), la Universidad (10000 euros) y Caja Sur (6000 euros). Se trata de una exposición ambiciosa, comisariada por Ángel Luis Pérez Villén que lo define “casi como un proyecto personal“, que se desarrolla después de haber publicado el manual “Córdoba. Arte contemporáneo 1957 – 1990”. La exposición reúne obras de 120 artistas cordobeses o residentes en la ciudad, que se agrupan en cinco bloques temáticos distribuidos por cinco salas de la ciudad y que se fechan entre los años 1953 y 2013.

1953 fue el año en el que la modernidad artística hizo su entrada en Córdoba, con la exposición de Arte Contemporáneo que organizó el Círculo de la Amistad con motivo de la celebración de su primer centenario. Además, durante la mitad de la década de los cincuenta, Córdoba se convirtió en un laboratorio de ideas en el que la presencia del artista Jorge de Oteiza fue de gran importancia, junto con la aparición de Equipo 57 (del que formaría parte el extremeño Ángel Duarte) o Grupo Espacio. Sobre todo esto podéis leer más en la entrevista a Ángel L. Pérez Villén publicada en la web Ars Operandi.

Empezaré por las cosas malas o por los pequeños detalles que, desde mi punto de vista, podrían haberse cuidado más. Sólo vi tres de las cinco sedes de la exposición. Falta de tiempo y previsión por mi parte pero reconozco que, ingenua de mí, pensé que en cada espacio habría algún folleto explicativo de la exposición con un mapa que orientara a los visitantes pero ya se habían acabado y el personal encargado de atender al público en cada sede no sabía muy bien dónde estaban las demás. Esto podría haberse solventado con un poco más de previsión y no me refiero a que deberían haberse impreso más folletos, sino que podría haberse dejado uno en cada sede a modo de consulta o que podría haberse puesto el listado completo de salas en las banderolas y carteles que anunciaban la exposición en cada sede.

IMG_20150119_112237

Tampoco había ningún reclamo de la exposición por las calles de Córdoba y creo que un proyecto de esta envergadura lo merecía, y más teniendo en cuenta que se reparte por diferentes espacios de la ciudad. Sí pude consultar el catálogo, que recoge un exhaustivo trabajo con biografías de cada uno de los artistas participantes en la exposición y que sin duda es ya un libro de referencia para el mundo del arte en Córdoba.

 

Pero a pesar de esto, tengo que decir que lo que vi en las salas que pude visitar (Vimcorsa, Sala Caja Sur Gran Capitán y Círculo de la Amistad), me pareció de bastante calidad, con una buena selección de artistas y sin duda un gran trabajo por parte del comisario. Como desconocedora del panorama artístico cordobés, la visita fue para mí una sucesión de pequeños descubrimientos, con la sorpresa de algunos nombres conocidos.

Paco Serrano

Paco Serrano El Suicidio

Esta obra de Paco Serrano, titulada El Suicidio, fue una de las que más me llamó la atención en la Sala Caja Sur Gran Capitán, donde puede verse el bloque titulado “Retratos del gesto”. Formado en Sevilla, y muy influido por poetas malditos como Rimbaud y por el expresionismo alemán, este artista cordobés fallecido en el año 2009, estuvo vinculado a los artistas de la llamada Nueva Figuración Madrileña.

En este mismo bloque, también me resultaron interesantes las obras de Emilio Serrano, Antonio Povedano  y José Duarte.

Lola Valera

Lola Valera

La obra “Vista de Baena”, realizada por Lola Valera en 1966 puede verse en el Círculo de la Amistad, como parte del apartado “Realismos”. Durante sus años de formación en Sevilla, esta artista coincidirá con Carmen Laffón, y años más tarde, en la Real Escuela de Bellas artes de San Fernando conocerá a Antonio López. En su pintura, como se indica en el catálogo de la exposición, se mezcla la influencia poscubista y de otras vanguardias con el realismo figurativo.

Javier Flores

La primera obra que puede verse en la sala Vimcorsa, dentro del bloque “Cambio de paradigma” es “Depende del cristal con que se mire”, de Javier Flores, un artista cordobés que ya conocía de exposiciones individuales celebradas hace algunos años en el Museo de Cáceres, pero al que había perdido la pista. El trabajo de Javier Flores siempre ha mostrado interés por la naturaleza y el lenguaje y, como ocurre en esta obra, por hacer que el espectador participe activamente en la construcción de su significado. Este artista participa en la exposición con otra obra titulada “Alas de libélula”.

Miguel Moreno Carretero

Reconozco que conozco más a Miguel Ángel Moreno Carretero por su faceta de gestor cultural e incansable creador de Scarpia que por su trayectoria artística. La reflexión sobre la naturaleza y el paisaje, y su relación con la sociedad capitalista en la que vivimos son constantes en el trabajo de este artista, a través de instalaciones, vídeos y objetos como los que presenta en esta exposición.

Antonio Blázquez

Antonio Blázquez, licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, utiliza el dibujo como principal medio de expresión, desarrollando proyectos en los que en muchas ocasiones requiere la participación activa del público o cubre buena parte de las paredes de las salas de exposiciones, como ocurre en la obra “Escrache“, en la que además se percibe su interés por convertir sus dibujos en herramientas de denuncia frente a la realidad política y social.

Pepe Espaliú

Pepe Espaliú

En el año 1992, un año antes de morir víctima del sida, Pepe Espaliú fue llevado en volandas, por diferentes parejas, desde la Plaza de las Cortes hasta el Museo Reina Sofía en una performance que tituló Carrying. Pepe Espaliú fue uno de los artistas cordobeses de mayor proyección nacional e internacional, especialmente tras su muerte. La obra que puede verse en la exposición pertenece a la serie Patrones y está fechada en 1988.

María Ortega Estepa

María Ortega Estepa

María Ortega Estepa fue una de las primeras artistas cordobesas que conocí (virtualmente) y sobre ella y su proyecto “Viajando el paraíso” escribí un artículo hace varios años para la revista 967arte. De María Ortega Estepa me encanta su personal manera de representar la naturaleza que, como se indica en el catálogo de la exposición, se entiende como “una proyección interior” y “un paseo por los senderos de la experiencia, la vida y los sentidos”.

La exposición puede visitarse hasta el 15 de febrero. Podéis encontrar más información y acceder a visitas virtuales en este enlace.

Si te ha gustado, comparte
Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0

Soy historiadora del arte y escribo este blog desde el año 2007. Me interesa el arte contemporáneo, la educación y la aplicación de procesos participativos al arte y la cultura

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Tienes que rellenar todos los campos marcados *