arte contemporáneo Exposiciones Featured

“Abstracción y algo más”. Arancha Goyeneche

Arancha Goyeneche se formó como pintora en la Universidad del País Vasco y concibe su obra siempre en términos pictóricos, pero reconoce que lleva más de veinte años sin utilizar un pincel. En su lugar, la artista cántabra elige materiales de carácter industrial, ajenos a la noción clásica de pintura: planchas de pvc, vinilos autoadhesivos, papel fotográfico, proyecciones o tubos de luces fluorescentes. La elección de estos materiales, así como el destacado protagonismo del color, son señas de identidad de su trabajo. Con todo ello, la artista pretende desarrollar un nuevo concepto de pintura que, enmarcado dentro de la llamada “pintura expandida”, cuestiona lo tradicionalmente establecido siguiendo la línea ya trazada por los minimalistas y que es “una representación de una idea sobre pintura”, tal y como expone David Barro en el catálogo de Flying to the moon en el Museo Barjola de Gijón (2009).

En la obra de Arancha Goyeneche la pintura no es necesariamente bidimensional, sino que se expande más allá de los límites del propio soporte y transforma el espacio en el que se presenta a través de procesos de hibridación e interacción con otros medios y disciplinas artísticas. El proceso de creación en el trabajo de Arancha Goyeneche, sin embargo, sí sigue pautas asociadas a lo tradicional, al aplicar los materiales  mediante capas sucesivas con las que crea efectos pictóricos como profundidad e incluso veladuras. Arancha concibe su trabajo siempre en términos plásticos y siempre pensando en pintura.

Es complicado entrar en la sala de arte El Brocense, donde puede verse la obra de Goyeneche hasta el 7 de julio en la exposición “Abstracción y algo más”, y no sentirse atraída por los colores y la composición de la obra “Stickedpainting“. Esta pieza y su largo proceso de producción centran buena parte del texto que Regina Pérez Castillo ha escrito en el catálogo editado con motivo de la exposición. Sobre ella, resalta su inspiración en la azulejería mudéjar de la Casa de Pilatos de Sevilla, y en las composiciones geométricas de los textiles de las artistas vinculadas a la Bauhaus Otti Berger o Anni Albers. La influencia de estas artistas, no  obstante, parece presente en otros de trabajos de la artista Arancha Goyeneche.

Stickedpainting. Arancha Goyeneche. Sala de arte El Brocense

Realizada con vinilos autoadhesivos de colores vivos sobre unas tres mil pequeñas planchas de pvc de 10 x 10 cm., “Stickedpainting” muestra la capacidad de Arancha Goyeneche de adaptarse a las circunstancias. Durante un período en el que no podía acudir a trabajar a su estudio, la artista utilizó una caja de zapatos, a modo de estudio móvil, en la que podía almacenar y transportar con facilidad las planchas de pvc, vinilos autoadhesivos y unas tijeras. 

Caprichos cromáticos. Arancha Goyeneche. Sala de arte El Brocense

En “Abstracción y algo más”, aparecen algunos paisajes y piezas en las que la luz pictórica, a través de fluorescentes, transforma los colores de los vinilos autoadhesivos que se presentan mediante tramas geométricas, e invade el espacio del espectador creando una atmósfera tremendamente sugerente, a la que acompañan títulos como “Amanecer en llamas” o “Atardecer violeta”.  Sin embargo, lo más interesante de esta exposición, junto a “Stickedpainting”, es el conjunto de “Caprichos cromáticos” que se muestran en la planta superior de la sala, y que se corresponden con la línea de trabajo más reciente de la artista.

Esta serie fue presentada por primera vez en la Galería Gema Llamazares de Gijón en mayo de 2017 y está formada por pequeñas piezas, exentas de la pared y sin forma definida, con las que la artista experimenta con el volumen. Se trata de una serie esculturas (en las que se incluyen las peanas) creadas a partir de residuos pictóricos: fragmentos de vinilos autoadhesivos de colores con los que la artista nos invita a reflexionar sobre la pintura como materia y como concepto.

Arancha Goyeneche ha sabido crear a lo largo de su trayectoria un trabajo con unas características perfectamente definidas y claramente reconocibles que la convierten en una destacada representante de la pintura en nuestro país. Prueba de ello son algunas de sus intervenciones más interesantes, como la que realizó en la capilla de la Trinidad del Museo Barjola de Gijón o más recientemente su exposición Territorio Luz en el Museo de Altamira. 

Más información sobre Arancha Goyeneche: www.aranchagoyeneche.com

Si te ha gustado, comparte
Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0

Soy historiadora del arte y escribo este blog desde el año 2007. Me interesa el arte contemporáneo, la educación y la aplicación de procesos participativos al arte y la cultura

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Tienes que rellenar todos los campos marcados *