arte contemporáneo Featured

Algunas claves sobre la obra de Yolanda Santamaría

Al pensar en el trabajo de Yolanda Santamaría se me viene inevitablemente a la mente la frase “Lo personal es político”, uno de los lemas del feminismo de los sesenta.

Yolanda Santamaría (Burgos, 1992) hace varios años decidió centrar su obra en los roles de género y en la función social de la mujer como esposa, cuidadora y madre. Para ella, el género se construye durante la infancia y se perpetúa por repetición dentro del contexto doméstico. En su búsqueda de referencias para trabajar, llegó a un libro de educación para niñas publicado durante el franquismo en el que la influencia de la iglesia católica era más que evidente para la construcción de una normativa de comportamiento. También empezó a mirar con otros ojos las estampas que conserva su abuela, estampas de vírgenes porque, según explica, por los cristos no sentía tanta devoción.

Para Yolanda Santamaría, la frase que el evangelio de san Lucas atribuye a la Virgen María en el momento en el que se le anuncia una maternidad impuesta (“He aquí la esclava del señor, hágase en mí según tu palabra”) refleja cómo la religión ha contribuido a configurar un sistema basado en la desigualdad. Mientras la historia se encargaba de silenciar los logros de las mujeres, la iglesia fue imponiendo como modelo a una mujer que habría aceptado que la voluntad de Dios de convertirla en madre era más importante que sus propios deseos, objetivos y necesidades como persona. El mensaje que se lanza es bastante claro.

Yolanda toma como punto de partida de su obra la imagen que la iglesia católica ofrece sobre la mujer para analizar cómo influye en la construcción del género incluso en la actualidad. No solo en lo que se refiere a la maternidad, sino también al lugar que ocupa dentro de la sociedad, relegado a la familia y el hogar. Utiliza con frecuencia las mismas herramientas que la iglesia emplea para difundir sus mensajes: estampas, altares, relicarios, textos, iconografía… También objetos propios del entorno doméstico reservado a las mujeres como delantales y cucharas, o elementos asociados a la infancia como juguetes, colores, pendientes o el recuerdo de la primera comunión.

Sus obras están cargadas de crítica, muchas veces con humor e ironía. Se apropia de imágenes y mensajes para transformarlos y sacarlos del espacio privado y doméstico, del ámbito familiar, al espacio público del debate y las salas de exposiciones.

Si queréis saber más sobre esta artista os recomiendo que leáis la entrevista que se publicará próximamente en Mujeres mirando mujeres.

¿Dónde ver obra de Yolanda Santamaría?

  • En Cáceres, “He aquí la esclava” (Lemon y Coco). Hasta el 14 de febrero
  • En Burgos, “Morada silenciosa” (Universidad de Burgos). Hasta el 16 de febrero
  • En Madrid, “Políticas de habitar” (colectiva) (“ABM Confecciones). Hasta el 28 de febrero
Si te ha gustado, comparte
Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0

Soy historiadora del arte y escribo este blog desde el año 2007. Me interesa el arte contemporáneo, la educación y la aplicación de procesos participativos al arte y la cultura

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Tienes que rellenar todos los campos marcados *