artistas extremeños escultura

Calle Foro Sur

Pienso que uno de los objetivos de Calle Foro Sur, además de servir como reclamo de la feria, es acercar el arte contemporáneo a la gente, pero no sólo físicamente: habría que hacerlo comprensible y “desmitificarlo” y a la vez debería servir para ver la ciudad y los espacios públicos con otros ojos. Por eso, creo que no todo el arte se puede sacar a la calle y que no todos los espacios públicos públicos sirven para todo tipo de arte.

Este año, una de las participantes en Calle Foro Sur ha sido Maite Cajaraville, que ha hecho una reinterpretación digital de El Jardín de las Delicias de El Bosco en una fachada de la calle Parras. Maite es una de las artistas extremeñas con más proyección nacional e internacional. Me parece muy importante que en Cáceres pueda verse su trabajo, aunque hay que acercarse demasiado para ver que se han borrado todas las figuras y leer la frase (“Borrando la presencia humana de los marcos de referencia imperativos”). Además, creo que tiene un trasfondo conceptual demasiado elaborado para un proyecto como Calle Foro Sur. Me pregunto si nadie se planteó hacer proyecciones de vídeo sobre fachadas, como las que hizo en Aranjuez en 2007.

La fachada en la que se ha colocado la obra de Maite Cajaraville se utilizó el año pasado para colocar una escultura de José Luis Meléndez, y por lo que se ve, parece que se va a convertir en un punto habitual de Calle Foro Sur. Es una pared muy limpia (sin ventanas), muy bien situada, y muy visible para la gente que baje a San Juan desde Cánovas, pero, desde mi punto de vista, no se debe partir de un espacio concreto y luego buscar con qué se “rellena”.

Tampoco entiendo muy bien por qué la escultura de Adrián García se ha puesto en el vestíbulo de la estación de tren. Me parece un buen espacio para colocar una escultura, pero no dentro de un proyecto como Calle Foro Sur, porque aunque es un espacio público, es un espacio cerrado, y bastante alejado del resto de las propuestas. En este caso, no ha sido el arte el que se ha acercado a la gente sino al revés. La habrá visto muy poca gente en comparación con la escultura de Evelyn Hellenschmidt que creo que ha sido una de las propuestas que ha tenido más éxito: la gente se hace fotos, se para, se acerca a verla, a tocarla para ver de qué está hecha…

A mí lo que más me ha gustado este año ha sido la intervención que Abigail y Eva han hecho en la Plaza de San Juan, Fieras en la ciudad. Han aportado la parte “divertida” y a la vez han demostrado que muchas veces son los proyectos más “sencillos” y efímeros, los que se hacen pensando en un espacio concreto los que mejor funcionan en Calle Foro Sur. Por lo menos desde mi punto de vista.
Si te ha gustado, comparte
Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0

Soy historiadora del arte y escribo este blog desde el año 2007. Me interesa el arte contemporáneo, la educación y la aplicación de procesos participativos al arte y la cultura

Un comentario

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Tienes que rellenar todos los campos marcados *