innovación abierta en la gestión de proyectos culturales

Caso práctico – semana 3 #iac11

Desde el momento en que se pone en marcha un proyecto cultural, como por ejemplo una editorial, hay que tomar decisiones que orienten la fase del diseño del proyecto y la búsqueda de colaboradores.
De entre todas las opciones disponibles se puede plantear un proyecto abierto y colaborativo 100% desde la fase del diseño, realizando lluvias de ideas lo que lo convertiría en un proyecto totalmente orientado a las necesidades e intereses de sus usuarios desde el principio, tratando de buscar un equilibrio para que las decisiones finales estén reservadas a un número limitado de personas que podrían constituir un “equipo base” encargado también de decidir las condiciones de la colaboración de cada una de las personas interesadas. 
Los colaboradores surgirían en un primer momento de una red de contactos inicial, que se iría ampliando gracias a la difusión del proyecto entre las redes de cada uno de ellos. Este proceso permitiría conocer las preferencias de los usuarios y descubrir nuevos escritores con los que trabajar. Además, la fase de diseño podría aprovecharse para ensayar nuevas formas y canales de edición y distribución. 
Si te ha gustado, comparte
Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0

Soy historiadora del arte y escribo este blog desde el año 2007. Me interesa el arte contemporáneo, la educación y la aplicación de procesos participativos al arte y la cultura

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Tienes que rellenar todos los campos marcados *