LABlog participación

El mapa de los sonidos de Asturias

En septiembre de 2011, LABoral puso en marcha el proyecto mapa Sonoru, dirigido por el fonografista Juanjo Palacios de manera individual desde 2009. Los objetivos del proyecto son despertar el interés por el paisaje sonoro, la esucha atenta y construir un mapa sonoro de Asturias, a través de un grupo de trabajo que realiza una vez al mes paseos sonoros por diversos puntos de la geografía asturiana y de un mapa interactivo colgado en la web www.mapasonoru.com. En este mapa se geolocalizan los diferentes sonidos grabados, tanto los procedentes de las sesiones de campo del grupo de trabajo como los que puedan grabar y enviar junto a su geolocalización, a través de un formulario, particulares que quieran contribuir a este pequeño gran archivo en permanente actualización y a la conservación del patrimonio sonoro de Asturias. Todos los audios se encuentran bajo licencia Creative Commons que permite remezclar la obra siempre que se reconozca la autoría, no se  utilice con fines comerciales y se comparta la obra derivada bajo la misma licencia. 
La última sesión de la temporada pasada, a la que tuve la oportunidad de asistir, se celebró el pasado 15 de junio en una pequeña localidad del concejo de Soto del Barco, de apenas cuarenta habitantes, llamada La Corrada. La grabación de este paisaje sonoro se centraba en los sonidos del campanario y se enmarcaba dentro del interés de mapaSonoru por las señales acústicas, que van a protagonizar el proyecto fonográfico de esta nueva temporada.

La Corrada. Foto @ZapatosRosas
La Corrada. Foto: @ZapatosRosas
Como indica Juanjo Palacios en la web de mapaSonoru, las señales acústicas tienen una gran ventaja respecto a las visuales y es que nuestro campo de audición abarca 360º. Pueden utilizarse como alarma o aviso, y, en el caso concreto de las campanas, su sonido forma parte también de nuestro patrimonio sonoro, aunque, desgraciadamente, en peligro de extinción teniendo en cuenta que se está perdiendo el oficio de campanero y que muchos de los toques civiles han sido reemplazados por otro tipo de avisos a causa del avance de las nuevas tecnologías y de los cambios en los modos de vida fundamentalmente urbanos.

Grupo de trabajo en La Corrada
Foto: @MikiGazquez
Sobre estos temas nos habló Julio Sánchez Andrada, profesor de percusión del Conservatorio Superior de Música de Oviedo, autor del libro “Campanas y campaneros en el Arciprestazgo de Gijón” y, cuando la ocasión lo requiere, campanero ocasional de la iglesia de La Corrada. Evidentemente, fue él el encargado de hacer sonar las campanas para que los miembros del grupo de trabajo (ese día asistieron siete personas) pudieran hacer la grabación de campo, de manera simultánea y desde diferentes puntos del pueblo: el interior de la iglesia, frente a la iglesia, desde el cementerio, desde las ruinas de la capilla de san Ildefonso o desde la carretera. También se hizo una grabación en movimiento, recorriendo el pueblo.

Julio Sánchez Andrada preparándose para hacer sonar las campanas
Foto: @MikiGazquez

Lo más interesante llegó al terminar, con la puesta en común en la que todos los participantes contaban cómo los sonidos de las campanas se entremezclaban con otros propios del entorno, la naturaleza, los coches o la vida cotidiana de los vecinos del pueblo. Podéis leer todo esto y escuchar los audios en la crónicade este día que escribió Juanjo Palacios en la web del proyecto.


Lo mejor de mapaSonoru es que es un proyecto abierto, en el que tienen cabida no sólo artistas, sino cualquier persona interesada en el sonido, las grabaciones de campo, la geolocalización y el arte sonoro. Para participar no son necesarios conocimientos previos específicos. Porque para eso se complementan las grabaciones de campo con sesiones de estudio en las que, entre otras cosas, se editan los audios o se fabrican micrófonos DIY en el FABlab de LABoral. 
La nueva temporada empezó el pasado 7 de septiembre, como ya nos adelantó Nuria García en un post anterior de LABlog, con una sesión de campo en el Jardín Botánico de Gijón. A lo largo de estos años el grupo de trabajo ha realizado grabaciones en lugares como el centro urbanos de Gijón, los alrededores de LABoral y Somió, el río de La Ñora, la Lonja del pescado de Gijón, los lavaderos de Jove, el parque fluvial del Piles, la estación Sanz Crespo o  una fábrica abandonada a las afueras de Gijón. Además, el pasado día 18 de julio, mapaSonoru y LABoral se unieron a la celebración del Día Internacional de la Escucha invitándonos a dedicar unos minutos al día a realizar una escucha atenta de nuestro entorno. Y es que muchas veces no damos importancia a los sonidos que forman parte de nuestra vida cotidiana pero que constituyen también nuestro patrimonio sonoro, que es necesario conservar, preservar y difundir. 
Si estáis interesados en conocer más sobre mapaSonoru o participar en el proyecto podéis visitar la web www.mapasonoru.com 
Si te ha gustado, comparte
Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0

Soy historiadora del arte y escribo este blog desde el año 2007. Me interesa el arte contemporáneo, la educación y la aplicación de procesos participativos al arte y la cultura

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Tienes que rellenar todos los campos marcados *