artistas extremeños Exposiciones

Naturaleza versus artificio

A principios de este mes se inauguró en la Asamblea de Extremadura una exposición de los hermanos Godoy. Ya conocía las esculturas  nuevas de Pedro por las fotos que tiene colgadas en flickr, pero lo último de Antonio, que es un poco menos tecnológico, lo vi directamente allí.
Ahora está trabajando en lo que ha llamado “Naturaleza versus artificio”, que es una continuación de su proyecto anterior, “Cirugía plástica”. En los dos casos, interviene sobre cuadros de escaso valor artístico que rescata de mercadillos y tiendas de segunda mano, que en la mayor parte de los casos tienen una temática vinculada al paisaje. A partir de aquí yo empecé a pensar en el land art, y en la manera en la que estos artistas reflexionaban sobre la relación que el ser humano establece con la naturaleza y el paisaje.

El injerto

El land art surgió como crítica hacia un arte consumista fomentado por muchas galerías y se basaba en conceptos como la conquista o el descubrimiento del espacio, escogiendo lugares muchas veces bastante alejados de la “civilización”. Las intervenciones de estos artistas podían cambiaban la percepción que el espectador tenía de los paisajes y en ocasiones llegaban a funcionar como puntos de referencia visual. Estas intervenciones además pretendían dialogar con el entorno en el que se situaban, a través de materiales propios del lugar o mediante la introducción de otros ajenos a él.

Pixeland

Creo que las intervenciones que hace Antonio Godoy sobre estos cuadros encontrados son intervenciones en el paisaje, aunque no sea un paisaje real sino representado. En el texto del catálogo habla de una nueva forma de relación hombre – naturaleza, más respetuosa y, de hecho, la mayoria de las intervenciones hacen referencia a una presencia o una actividad humana, o a sus consecuencias (como en Pixeland). Además, esto le ha llevado a intervenir sobre la propia naturaleza o a rescatar elementos y objetos tradicionalmente utilizados por el hombre en su interrelación con la naturaleza y que son también una forma de intervenir sobre ella.

Hábitat artificial
De alguna manera pienso que con este trabajo establece una relación entre el arte y la naturaleza como dos elementos que están sometidos a un mercado y una especulación. Cuando Antonio Godoy rescata esos cuadros sin valor artístico de los mercadillos y tiendas de segunda mano podríamos pensar en el arte como objeto de mercado, sobre el que existen demasiados intereses económicos. Cada vez es más difícil “descubrir” grandes obras de arte,  igual que cada vez más es más difícil descubrir paisajes en el sentido romático, en un contexto marcado por la especulación urbanística o la contaminación.

Si te ha gustado, comparte
Tweet about this on Twitter0Share on Facebook0Pin on Pinterest0Share on Google+0Share on LinkedIn0

Soy historiadora del arte y escribo este blog desde el año 2007. Me interesa el arte contemporáneo, la educación y la aplicación de procesos participativos al arte y la cultura

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Tienes que rellenar todos los campos marcados *