Cinco libros que tienes que leer para aprender sobre historia del arte con perspectiva feminista

12 Feb, 2024

Seguro que alguna vez te han hecho (o has hecho tú) la típica pregunta de cuántas mujeres artistas conoces. Y aunque es evidente nos sirve para poner el foco en la ausencia de las mujeres en la historia del arte (en los libros y en el sistema educativo), la verdad es que no profundiza ni va a la raíz del problema.

Nombrar es importante, fundamental. Pero no es suficiente.

Porque mujeres artistas hubo, más de las que podrías pensar, pero han sido históricamente excluidas de las academias, de las exposiciones, de los grandes encargos, de las recopilaciones de biografías y de los libros de texto. A estas alturas es ingenuo pensar que la historia del arte (al igual que cualquier otra disciplina) se ha escrito desde un punto de vista neutro, porque no es así. O quizás sí, teniendo en cuenta que hemos naturalizado lo masculino como neutro. 

Una de las consecuencias de lo anterior es que a las mujeres también se nos excluyó de la posibilidad de escribir la historia e incluso, históricamente, se nos ha negado nuestra condición de espectadoras. El arte tradicionalmente ha sido una construcción cultural de hombres y para hombres (esto explica muchas cosas), y cuando nos interpelaba a nosotras era porque buscaba adoctrinarnos y contribuir a regular nuestro comportamiento.

Te recomiendo cinco libros con los que podrás aprender a mirar la historia del arte con perspectiva feminista y profundizar en todos estos temas.

‘Mujeres, arte y poder y otros ensayos’. Linda Nochlin.

En 1971 Linda Nochlin inauguró la historia del arte feminista con su ensayo ‘¿Por qué no había grandes mujeres artistas?’, que fue la punta del iceberg. Y además era una pregunta trampa que podría responder, por ejemplo, aportando listados de mujeres artistas que han sido poco consideradas por la historia del arte. Lo que Nochlin verdaderamente se preguntaba era porqué no tenemos equivalentes femeninos de los grandes genios de la historia del arte, y cuestiona la manera en la que esta historia del arte se ha escrito, con todo lo que eso conlleva.

En ‘Mujeres, arte y poder y otros ensayos’ se recopilan, en orden inverso a su fecha de publicación, un conjunto de siete textos escritos por Nochlin entre los que se encuentran ‘¿Por qué no ha habido grandes mujeres artistas?’ y el que da nombre al libro, ‘Mujeres, arte y poder’.

Se incorporan estudios sobre autoras como Berthe Morisot, Florine Stettheimer y las pintoras realistas, pero también y quizás especialmente se centra en querer hacer visible la manera en la que la diferencia y jerarquía sexual se ha representado en la historia del arte.

‘Maestras antiguas: mujeres, arte e ideología’. Rozsika Parker y Griselda Pollock

Como respuesta al ensayo de Nochlin ‘¿Por qué no ha habido grandes mujeres artistas?’, Rozsika Parker y Griselda Pollock emprendieron un ambicioso trabajo que dio lugar a la publicación de ‘Maestras antiguas: mujeres, arte e ideología en 1981. Ya comentaba que lo de Nochlin era sólo la punta del iceberg.

En ‘Maestras antiguas: mujeres, arte e ideología’, Parker y Pollock deciden profundizar aún más en lo que planteado por Nochlin y añaden más circunstancias a la exclusión de las mujeres de la historia del arte, más allá de las cuestiones de género y las relacionadas con el contexto histórico. A través de Parker y Pollock nos metemos de lleno en cómo la ideología y el lenguaje son factores de gran importancia en la construcción del relato de la historia del arte.

Porque no se trata sólo de que las mujeres artistas fueran excluidas del relato cuando la historia del arte se constituyó como disciplina académica, sino que el propio término artista, que es neutro, excluye a las mujeres. 

‘Mujer, arte y sociedad’. Whitney Chadwick

Whitney Chadwick, al contrario que las anteriores autoras, no busca aportar nuevas tesis en torno a la historia del arte sino que parte de los planteamiento de Linda Nochlin, de Griselda Pollock y de Rozsika Parker para construir una historia del arte en femenino.

En ‘Mujer, arte y sociedad’  se hace un recorrido cronológico para entender qué circunstancias atravesaron, dificultaron y en algún momento facilitaron que las mujeres pudieran desarrollar una trayectoria profesional en el ámbito de las artes. 

Si tengo que poner un pero a este libro es que está, en mi opinión, excesivamente centrado en el contexto artístico estadounidense.

‘La carrera de obstáculos. Vida y obra de las pintoras antes de 1950’. Germaine Greer

Creo que La carrera de obstáculos de Germaine Greer debería ser de lectura obligada (a pesar de que parece estar descatalogado si tienes suerte quizás puedas encontrar un ejemplar en tu biblioteca más cercana).

Greer, al igual que Parker y Pollock, también responde al ensayo ‘¿Por qué no ha habido grandes mujeres mujeres artistas?’ de Linda Nochlin. Y partiendo de la sociología reformula esa pregunta en otras que, según su criterio, son más acertadas. También identifica una serie de características comunes en las mujeres artistas y siete obstáculos que dificultan su profesionalización: la familia, el amor, el tamaño, la ilusión del éxito, la humillación, el primitivismo y la obra desaparecida.

Me parece un libro completísimo y muy bien documentado, con numerosos ejemplos y con la posibilidad de descubrir artistas mujeres muy poco conocidas.

‘Las hijas de Lilith’. Erika Bornay

Como comentaba al principio, no se trata sólo de nombrar, sino de entender que las mujeres hemos sido excluidas de la creación artística, de la escritura de la historia del arte y también de la posibilidad de ser espectadoras. Como el arte, tradicionalmente, ha sido una construcción cultural dominada por hombres, ha contribuido a afianzar la separación entre la mujer ideal y la mala mujer a través de la construcción de una serie de estereotipos que recoge a la perfección Erika Bornay en Las hijas de Lilith. De esta forma, Bornay analiza cómo ha transformándose y evolucionado la iconografía de la femme fatale en la historia del arte y de la literatura, prestando atención a sus antecedentes y a los periódos históricos, especialmente el siglo XIX, en que se afianzan con más fuerza. 

👉 Sigue aprendiendo sobre historia del arte con perspectiva feminista con mis cursos y recursos (no necesitas conocimientos previos)

¡Hola! Soy Montaña

Soy historiadora del arte y he trabajado con el Instituto de las Mujeres, la Comunidad de Madrid, la Junta de Extremadura, ARCO Madrid o LABoral Centro de Arte y Creación Industrial

¿Estás cansada de aguantar a señores que dicen que el arte de las mujeres tiene menos calidad que el de los hombres?

"