Camino Román: con una piedra en cada ojo

12 May, 2022

Es duro, querida mía, ser enviado más allá de sus fronteras
Llevando una piedra en cada ojo.

Anne Carson

Dice la poeta y traductora canadiense, Premio Princesa de Asturias a las Letras 2020, Anne Carson, al hablar sobre cuando era niña, que “prefería dibujar, pero no era muy buena. Empecé a escribir poniendo títulos a los dibujos. Me gusta practicar ambas disciplinas, creo que se refrescan entre sí, son formas alternativas de usar la mente”.

En el caso de la artista Camino Román (Veguellina de Órbigo, León, 1981), entiende la pintura del mismo modo que el lenguaje. Román, que en la actualidad es profesora de geografía e historia en un instituto de Educación Secundaria, se define como pintora y poeta y cuenta con tres libros publicados.

Camino Román afirma que su trabajo como artista consiste en hacer una especie de poema o novela. Al elegir y colocar una serie de elementos y no otros, dice que marca una línea, construye una narrativa. Curiosamente, Anne Carson entiende su relación con las palabras en términos pictóricos: No se trata de que los significados individuales de cada palabra terminen formando una proposición; se trata del modo en que interactúan entre sí como brochazos de significado, ya sabes, igual que interactúan los colores en un cuadro impresionista, hay unas pinceladas y retrocedes y ves emerger una historia por el modo en que unas cosas conviven con otras. Puedes hacer lo mismo con el lenguaje.”

Sobre su obra Camino Román también nos dice que pretende conectar la mirada con la realidad o más bien el lenguaje con la realidad. Su mirada, desde los inicios de su trayectoria, ha transitado por la historia del arte, demostrando su formación también en este campo. Y añade: “miro al pasado y al presente y trato de trabajar mis pinturas como máquinas que están conectadas con muchos tipos de realidades y también entre ellas.” En concreto, presta especial atención a la abstracción, a la que ella se refiere como una estética y mira a algunos de los grandes artistas que contribuyeron a definir el canon y sobre los que se escribió el relato androcéntrico de la historia del arte escrito bajo la mirada masculina y una de manera unilateral, contribuyendo al borrado de las mujeres.

De este modo, Camino Román juega desde la libertad, y a partir de su propia mirada, con las influencias de artistas como Henri Mattise, Elsworth Kelly, Anthony Caro, Constantin Brancussi o Phillip Guston. También de artistas mujeres que miraron hacia la abstracción y, en definitiva, hacia la creación plástica, abriendo nuevos caminos y posibilidades. Es el caso de Lee Lozano, Barbara Herworth o Eva Hesse, por citar algunas.

En la mirada de Camino Román, en la que la pintura es inseparable del lenguaje y las palabras aproximándose al concepto de poesía de Anne Carson, la abstracción es “un poco un perro sobre una clase de hierba suave que le acaricia todo el pelo suave y muy marrón” y añade, desafiando a quienes escribieron una historia del arte sin mujeres: “No me mires raro o empieza a mirarme de verdad o empieza a mirarme como miras y miras las pinturas de Gustave Courbet”.

[Artículo publicado originalmente en Mujeres mirando mujeres]

Compártelo si quieres 🙂

¡Hola! Soy Montaña

Escribo sobre arte contemporáneo, exposiciones y museos

¿Quieres que escriba en tu medio o en el catálogo de tu exposición? contacta conmigo aquí

He deshabilitado los comentarios del blog porque WordPress me llenaba el correo de spam. Puedes contarme qué te ha parecido este artículo en mis redes sociales

¿Quieres una formación para tu institución o colectivo?

CURSO ONLINE

MUJERES ARTISTAS Y ARTE FEMINISTA

Aprende cómo surge el arte feminista durante los setenta y cómo hasta la actualidad las artistas han tratado de contrarrestar la dominación masculina de la historia del arte.

Apúntate hoy y accede de manera inmediata e ilimitada a 22 lecciones en vídeo, materiales descargables en pdf, enlaces recomendados y bibliografía.